Absolut Guggenheim

[vsw id=”6XDuFJ4n2BY” source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]

 


La Escuelita del Mal

‘La escuelita del mal’: Paulo Licona

Nació en 1977 en Tunja (Colombia). Sus estudios los realizó en Bogotá, donde vive en la actualidad. Hizo su pregrado en Artes en la Universidad Jorge Tadeo Lozano y el máster en Artes Plásticas en la Universidad Nacional de Colombia.

Su proyecto ‘Siga, esta es su casa’ fue el inicio de su trabajo con tizas y tableros, por el que es reconocido. En el 2007 fue seleccionado para el concurso BBVA, donde realizó una intervención en la ciudad de Medellín: ‘Casa que cede’ se llamó entonces la acción en la que arrastró una casa de tiza de 30 kilos desde el terminal de transportes hasta la Casa del Encuentro del Museo de Antioquia, en el centro de la ciudad. Entre el 2008 y el 2010 fue invitado a Medellín a participar en el proyecto ‘Exsitu-insitu’.

‘Skatepark’ es el nombre del proyecto presentado en el MDE11, el cual se compone de varios procesos: “Skatepark en aula taller”, que consiste en una serie de pequeñas rampas hechas con mobiliario rescatado de colegios y universidades; “Aula taller. Escuelita del mal”, un espacio dedicado a conversatorios, clases “teóricas” y muestras de algunos trabajos de skaters de la ciudad. Además, el proyecto hace transversales teórico-prácticos que relacionan el deporte y la ciencia. Paulo Licona convertirá entonces el aula de clases en un patio de juegos.

“El proyecto en su origen es la subversión de los ordenes escolásticos, partiendo de elementos o herramientas físicas básicas de aprendizaje”, dice Licona, y añade que ello se logra al “poner el tablero en el piso, romper lo vertical, la verdad y las ideas sobre la superficie que intimida, que reta y que al final se borra…”


Absolut Guggenheim

http://www.youtube.com/v/6XDuFJ4n2BY?hl=en&fs=1

El pasado 21 de octubre el Guggenheim de Nueva York fue literalmente atravesado por youtube. Era la inauguración de la muy publicitada YouTube Play: A Biennial of Creative Video.

En una puesta en escena netamente digital, la icónica fachada del Guggenheim se transformó en una suerte de pantalla liquida (quizá lo más relevante de todo este branding party) mientras en su interior el público y la arquitectura llegaban a sus máximos niveles de espectacularización (entre rave y entrega de premios de la revista Shock)

La transmisión en directo llegó a varios millones de usuarios a través de la red. Todo un ejercicio de democratización de las audiencias según relata en este video la curadora Nancy Spector, quien con esta Bienal capitalizó (en todo el sentido de la palabra) el acceso a la global community a través de la red.

¿Construcción de públicos? ¿Bienal digital? ¿Museo líquido? o ¿el más puro espectáculo de un museo que hace rato se transformó en marca y marca con este evento su entrada en forma al mercado digital?

Para terminar, los dejo con tres de los 20 videos finalistas

:

Catalina Vaughan

http://www.youtube.com/v/Us6kDalkqgM?fs=1&hl=es_ES&color1=0x3a3a3a&color2=0x999999

Bathtub IV, 2009. Keith Loutit (b. 1973, Melbourne; lives in Coogee, Australia)

http://www.youtube.com/v/Q77YBmtd2Rw?fs=1&hl=es_ES&color1=0x3a3a3a&color2=0x999999

Die Antwoord – Zef Side, 2009. Sean Metelerkamp (b. 1984, Knysna, South Africa; lives in Cape Town, South Africa)

http://www.youtube.com/v/0DVN4m41QCE?fs=1&hl=es_ES&color1=0x3a3a3a&color2=0x999999

Moonwalk, 2008. Martin Kohout (b. 1984, Prague; lives in Berlin)

http://www.youtube.com/v/ijv7hYVxMdY?fs=1&hl=es_ES&color1=0x3a3a3a&color2=0x999999

Auspice, 2010. Bryce Kretschmann (b. 1974, California; lives in Newark, New Jersey)


Político representa al arte

En medio de tanto artista que afirma hacer “arte político”, resulta refrescante encontrar a un político que afirma representar al arte y a los artistas… ¿o se tratará de un artista representando a un político que representa al arte y a los artistas?

http://www.youtube.com/v/UOpHsn3lq74&hl=es_ES&fs=1&

—Lucas Ospina

en La Silla Vacía


To shoot an elephant

http://dotsub.com/static/players/portalplayer.swf?plugins=dotsub&uuid=656346df-69a8-487a-98e2-51fb60d2a499&type=video&lang=spa

“To shoot an elephant” es el relato de un testigo presencial (el español Alberto Arce) en la Franja de Gaza, en diciembre de 2008 durante los ataques llevados a cabo por el ejército israelí dentro de la Operación “Cast lead” (Plomo Fundido).

publicado por Contraindicaciones


sin título (17 de septiembre de 2009)

http://www.youtube.com/v/t6up6_jb06g&hl=es&fs=1&color1=0xe1600f&color2=0xfebd01

Imágenes tomadas de un reporte sobre Ana María Chávez Niño.

—Televidente Triple A

POSDATA AL MARGEN (a quien interese)

En el foro Miedo a la Opinión, Jorge Peñuela envió la participación CENSURAS INVISIBLES : “(…) Las censuras estéticas recientes son menores si las comparamos con las «censuras invisibles» que operan en nuestro país. Son muchos los artistas que muestran día tras día sus trabajos en la ciudad y nadie habla de ellos. Pues bien, ahí también existe censura. (…)”.

Resulta irónico que así mismo, el video que reenvié como respuesta a un comentario de Jorge Peñuela, en su texto Fernando Pertuz: Ser Mayor De Edad Consiste En Atreverse A Danzar , haya sido removido de Youtube e incluso se haya suspendido la cuenta de la persona que había alojado tal video. El video correspondía a un episodio de Los Chifladitos, (“sketch” del Show de Chespirito), en el que Chaparrón Bonaparte era alentado por Lucas Tañeda, en su tarea como escritor de obras de teatro. Este video se insertó en el foro, seguido por el lacónico anclaje: “Gracias por sus argumentos y comentarios, cualifican y dignifican el debate sobre el arte contemporáneo en Colombia”, cita textual a Peñuela, sacada del comentario No. 5 del foro en mención, en el que éste agradece a Ricardo Arcos, por las opiniones a su texto sobre Fernando Pertuz.

Sobre la suspensión de la cuenta de quien alojaba el video de Los Chifladitos hay dos hipótesis: Una, el dueño de la cuenta empezó a cargar pornografía, videos de violencia extrema, o material visual no aceptable en Youtube hasta que lo sancionaron; o dos, alguien escribió a Youtube, señalando que el video de Los Chifladitos era material de Televisa con derechos de uso, al igual que el 90% de los videos que había en la cuenta mencionada. Es extraño que de todos los videos de Chespirito y Los Chifladitos en la red, haya desaparecido el de Escritor de Obras de Teatro, y solo se haya suspendido la cuenta que lo alojaba, mientras los demás videos de Chespirito pululan libremente. Es fascinante que la suspensión de la cuenta haya tenido lugar justamente en las semanas posteriores a la participación satírica hacia el comentario de Peñuela.

Naturalmente, aquí no hay una acusación, sino un guiño, un drama insignificante, una quimera, de esas que inventa la gente que ve mucha TV. Lo más probable es que el dueño de la cuenta de Youtube que alojaba el video de Los Chifladitos haya cometido una serie de infracciones que llevaron a su suspensión … Pero quien aquí escribe, encuentra útil, en su parcela fantasiosa, reposar a ratos en el otro 50% de probabilidad: que se trate de una bizarra jugada de censura ejecutada por alguien que se jacta de señalarla.

Jorge, espero sepa asimilar este “cáustico” proceder. A pesar del medido veneno y de las amplias diferencias con su forma de pensar y escribir, hay interés por alentar el diálogo, no silenciarlo.

chifladitos2


Último Minuto: Incendio Destruye El Acervo Del Artista Helio Oitica En Rio De Janeiro

http://video.globo.com/Portal/videos/cda/player/player.swf

Esta es una terrible noticia muy triste de comunicar. Hace pocos minutos se acaba de divulgar la noticia de un incendio en el archivo de Helio Oiticica en Rio de Janeiro, Brasil. Su archivo contenía documentos personales, cartas, escritos, pero también videos, fotografías y un conjunto númeroso de obras experimentales entre los que destacan los Parangolés, los Bolides, entre otros.

Las notas aún solamente circuladas en portugués señalan que el archivo, ubicado en Rio de Janeiro, se destruyó en un 90%, lo cual es terrible y devastador de oir. El archivo del artista era uno de los legados materiales más ricos existentes, y que haya desaparecido es una noticia terrible para las artes visuales, para la cultura, para la historia, para la memoria política, y para todos aquellos interesados en recuperar y repensar la experiencia radical de uno de los artistas más fuertemente vinculados con la experimentación cultural y la ruptura permanente.Estoy devastado y muy triste.

Más allá de la tragedia es importante también pensar qué implicancias puede tener esta pérdida tan terrible y qué cosas se van a poner en discusión. Probablemente los malentendidos entre la familia de Helio Oiticica y la Alcaldía van a saltar sobre la mesa, y también es de preveer una revaloración extrema de las pocas obras–en comparación con todo su acervo personal–que se encuentran en colecciones privadas, y en mucho menor medida, públicas.

La discusión ha empezado lentamente. Un poco de información sobre ello me envía la artista y ‘arquivista’ Cristina Ribas de RJ: un artículo de la periódista y curadora independiente Daniela Name que acaba de ser colgado en su blog sobre las tensiones y razones por las cuales ese acervo personal se haya encontrado hoy en la casa del hermano del artista y no en la institución del Centro de la ciudad dispuesto para su conservación y acceso público, el Centro de Artes Hélio Oiticica. Algo de ese intercambio de opiniones y las distintas posiciones pueden verse desde aquí en Canal Contemporáneo.

Lo posteo aquí en una traducción rápida del texto, hecha con el apoyo de Fernanda Nogueira–a quien agradezco–, ya que nos parece importante que parte de esta discusión circule también en castellano.

Miguel López

…..

Obra de arte no es foto de familia
Hasta cuando vamos a perder acervos como el de Helio Oiticica

por Daniela Name

Reproduzco abajo el reportaje del Globo Online, firmada por Flavia Lima, y posteada hoy a las 9:41 AM, en el periódico. Me gustaría, antes de todo, manifestar mi pesar y mi solidaridad a los miembros de la familia HO con quienes trabajé y a quienes conocí íntimamente. Estoy segura de que la situación es difícil y tomo la libertad de usar el blog para mandar saludos a Janjão y María.

Pido permiso e incluso disculpas a ambos, pero creo que es hora de convertir la tragedia en una ocasión para tocar una cuestión grave y delicada.

Todo el acervo de Helio Oiticica, uno de los mayores artistas –sino el mayor- de los años 1950-1960 del arte brasileño, estaba en una casa del barrio Jardín Botánico.

Es una casa común donde HO vivió –y donde Ferreira Gullar enterró su famoso poema*. La familia Oiticica todavía vive allá, esto es, el lugar donde está la reserva técnica tiene un doble uso: comparte el espacio con la esfera doméstica.

La pregunta es: ¿Por qué este acervo no estaba en una institución? La familia recibió durante años una comisión de 20 mil reales [US $ 12 mil aprox.] de la Alcaldía, para mantener el acervo en el Centro de Arte Hélio Oiticica. Pero hace años, también, la mayoría de las obras no estaban en el edificio de la Calle Luis de Camões, ya que la reserva técnica se construía poco a poco en el Jardín Botánico. Parte de las obras está también en el Museo de Houston, en Texas, Estados Unidos.

Cuando el nuevo gobierno asumió la Secretaría de Cultura entendió que no debería pagar para albergar el acervo. Retiró los 20 mil reales y el sobrino de HO, Cesar Oiticica Filho, retiró del edificio lo que restaba de las obras. El también alegaba que tenía el pago retrasado por haber producido dos exposiciones que estaban siendo exhibidas en el Centro, con dos ‘penetrables’ del artista. La producción de las exposiciones, hecha por la propia familia (con el valor aproximado de 50 mil reales) nada tenía que ver con el dinero recibido de la Secretaria. El pago se hacía aparte, dentro de la Ley del ISS (Impuesto sobre Servicios).

Al ingreso de la nueva administración, como siempre ocurre, se hicieron auditorias en las cuenta. El pago se retrasó. El sobrino cerró las puertas de la exposición al público a causa de esto.

En esa época yo estaba en la Alcaldía e intenté ayudar en la negociación, bastante infructífera –de ambos lados, es conveniente decirlo, para una defensa posible de la familia. Había incomprensión de ambas partes, sin embargo hubo un esfuerzo hercúleo, hecho específicamente por la dirección del Centro de Artes, para que los vínculos con la familia se mantuviesen.

Ya fuera del poder municipal hace algunos meses sigo con la misma sensación de malestar que me acometió en la época –y que coincidió con la polémica de la familia de Volpi y la exposición organizada por Vanda Klabin en el Instituto Moreira Salles.

Admiro el empezo de Cesar Oiticica, hermano de Helio, y de su hijo Cesinha, en preservar la memoria de HO. Creo incluso que la familia debe ser un perro guardián de esta memoria. Pero hay límites: obra de arte no es foto de familia y no debe ser tratada como tal. Un parangolé no es una joya que se pone en un cofre. En el caso de HO –y de cualquier otro artista, sobre todo de su valor—la memoria es de la familia, pero también de toda una sociedad.

Es evidente que los edificios públicos también se incendian pero hay menos probabilidad y mayor vigilancia. Lo que es público puede tener seguimiento público. Lo que está en una casa del barrio Jardín Botánico no es velado por nadie, excepto por quienes viven allá.

Es necesario pensar ahora en leyes que regulen esta situación… De otro modo, otros acervos también se perderán.

Publicado por Miguel López en Arte Nuevo