Resistencia y libertad (de opinión) en la Bienal de la Habana

Resistencia y libertad [de opinión] en la Bienal de la Habana

El pasado 27 de marzo se inauguró la Décima Bienal de la Habana, que cumple 25 años de actividad. Se trata de una edición conmemorativa cuyo tema es “La integración y resistencia en la era global”.

Además de los artistas invitados, habían una serie de invitados especiales, entre ellos, Tania Bruguera y Guillermo Gómez Peña, quienes el pasado 29 de marzo presentaron sus performances de forma paralela en el Centro Wilfredo Lam.

El performance de Tania Bruguera consistió en crear una situación (escenario con un podio, microfonos, dos guardias de la revolución y bastante público extranjero) para que algunos cubanos pudiesen expresar su opinión libremente. La primera persona que hace uso de los micrófonos es Yoani Sánchez, muy conocida fuera* de Cuba por su blog Generación Y -tener un blog es algo insólito en la isla, pues el acceso a Internet es restringido para los cubanos.

Seguido del texto de Yoani Sánchez, encontrarán la respuesta del Comité Organizador de la Bienal a lo que sucedió en este performance.

Iniciamos con este una serie de envíos de [esferapública sobre la Bienal de la Habana.

*Según Time y CNN, Generación Y es uno de los blogs que mayor incidencia tiene en la opinión pública a nivel global. Tiene entre 200 y trescientos mil lectores diarios y cada post es generalmente comentado por miles de personas.

Y nos dieron los micrófonos…

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=tuUMt2uVH4A%5D

Noche perdurable la de ayer en el Centro Wilfredo Lam, gracias al performance de la artista Tania Bruguera. Un podio con micrófonos, delante de un inmenso telón rojo, formaba parte de la instalación interactiva que se ubicaba en el patio central. Todo aquel que quisiera podía hacer uso del estrado para decir –en solo un minuto- la arenga que se le antojara.

Como los micrófonos no abundan, es más, no me empataba con ninguno desde mis tiempos de pionerita recitadora de versos patrióticos, aproveché la ocasión. Avisada a tiempo por amigos enterados, fui preparada con un texto sobre la libertad de expresión, la censura, los blogs y esa herramienta escurridiza que es Internet. Frente a los lentes de la televisión nacional y protegidos por los invitados extranjeros a la X Bienal de La Habana, se sucedieron gritos de “libertad”, “democracia” y hasta abiertos retos a las autoridades cubanas. Recuerdo un muchacho de veinte años que confesó que nunca se había sentido más libre.

Tania nos dio los micrófonos, a nosotros que nunca hemos podido decir un discurso propio, sino que hemos tenido que soportar bajo el sol las peroratas de los otros. Era una acción artística, pero no había juego en las declaraciones que hicimos. Todos estábamos muy serios. Una paloma reposaba en nuestros hombro, probablemente igual de entrenada que aquella otra de hace cincuenta años. Sin embargo, ninguno de los que hablamos nos creímos elegidos, ninguno quería quedarse -por cinco décadas- gritando a través de los micrófonos.

Yoani Sánchez
http://www.desdecuba.com/generaciony/

Declaración del Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana

El pasado domingo 29 de marzo, en el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, varias personas ajenas a la cultura, encabezadas por una “disidente” profesional fabricada por el poderoso grupo mediático PRISA, aprovecharon un performance de la artista Tania Bruguera para realizar una provocación contra la Revolución Cubana. Se trata de individuos al servicio de la maquinaria propagandística anticubana, que repitieron el desgastado reclamo de “libertad” y “democracia” exigido por sus patrocinadores. Hablaron —o actuaron más bien— para las cámaras; y hoy varios medios de la Florida convertían el incidente en una gran noticia.

El Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana, considera este hecho un acto anticultural, de oportunismo vergonzoso, que ofende a los artistas cubanos, a los artistas extranjeros que han venido a ofrecernos sus obras y su solidaridad y a todos los que hemos trabajado durante tantos meses, en condiciones muy difíciles, para llevar adelante un evento de tanta trascendencia. Ofende también a nuestro pueblo, que ha desbordado las instalaciones y áreas de la Bienal y disfrutado de un arte inteligente, crítico y humanista, de innegable vanguardia.

Resulta particularmente ofensivo que usen el espacio libre y plural de nuestro evento, asalariados de quienes manipulan la opinión pública, mienten, censuran, mutilan y coartan sistemáticamente la libertad de expresión y de pensamiento.

La obra de Tania Bruguera corresponde a la serie “El susurro de Tatlin”, que se ha venido presentando en diversas ciudades de Europa y Estados Unidos, y, en su presentación en La Habana, estaba concebida como un mano a mano en el propio Centro Lam con “Cuerpo ilícito”, del artista chicano Guillermo Gómez Peña. Contrasta de manera lastimosa el extraordinario performance anticolonial, en defensa de las minorías excluidas y despreciadas, que ofreció la noche del domingo Gómez Peña, con el espectáculo protagonizado por unos pocos buscadores de notoriedad y de dinero fácil, sin ideas ni decoro.

Esta mediocre instrumentalización política de una obra artística, demuestra el desprecio por la cultura de estos personajes y de quienes los alientan. En cambio, nuestras instituciones y nuestros artistas, acusados constantemente por esa misma maquinaria de politizar la cultura, continuaremos defendiendo la creación artística más libre y diversa y el acceso a ella de nuestro pueblo.

Por encima de estas provocaciones, la Bienal continuará siendo ese espacio de rebeldía antihegemónica, de herejía y auténtica disidencia que conquistó definitivamente la Revolución Cubana para los artistas de Cuba y del mundo.

Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana
http://www.lajiribilla.cu/2009/n412_03/412_50.html

 

[youtube:http://www.youtube.com/watch?v=6T1ivUXpD7Q%5D

Antihegemonismo a la carta

He aquí 6 variaciones sobre un fragmento del filme situacionista ‘La Dialectique peut-elle Casser des Briques?’ (¿Puede la Dialéctica romper ladrillos?) de René Viénet de 1973. Viénet compró un viejo film de samurais,”The Crush”, y lo dobló introduciendo diálogos y citas propias del situacionismo. La lucha épica en el film original se desarrolla entre combatientes de Taekwondo coreano e invasores japoneses, pero Viénet lo cambia, a través de la suplantación del sonido, en la lucha del proletariado, que solo posee la libertad de trabajar, contra los burócratas del Partido enc
argados de administrar la economía dentro del socialismo.

Estas variaciones aluden al proceso mediante el cual una palabra con tal contenido emocional e impacto sonoro como “Antihegemónico” son el condimento que todo el mundo y todas las facciones quieren poner al cocido que ofrecen. Hay muchas otras palabras espectaculares como fuego de artificio: Urgente…Emergencia…Dignificación o Desasosiego, pero la que suena en la Colección Primavera Verano es “antihegemónico”.

Es recomendable desde luego ver el video y luego de ver las 6 variaciones inventarse la propia. Al ser una historia que sintetiza la dinámica del Poder, sus combinaciones son infinitas, incluida una que alude a la Bienal de la Habana donde dos poderes hegemónicos que se declaran anti-hegemónicos como son el Estado y el Arte Político, se enfrentan por su imagen de mercado ante el mundo.

***************************

Variación 1.

Varias personas ajenas a la cultura cubana, encabezadas por una ‘disidente’ profesional fabricada por el poderoso grupo mediático PRISA, al servicio de la maquinaria propagandística anticubana, aprovechan un performance de la artista Tania Bruguera para realizar una provocación contra la Revolución Cubana, encarnada ésta en el paladín protagonista. El infame grupo está comandado por Yoani Sánchez, autora del blog Generación, acompañada de otros blogueros, entre ellos Claudia Cadelo (Octavo Cerco), y también a artistas, curadores, coleccionistas e invitados extranjeros que acuden a la acción plástica como parte del programa de la super antihegemónica X Bienal de la Habana. Encuentran a una artista pionera con cara de paloma y fiel a la Revolución y la acosan para que hable un minuto ante el Tribunal del Arte contra la hegemonía antihegemónica del régimen.

Variación 2.

Los burócratas hegemónicos del Arte Social antihegemónico persiguen a una bella pintora de bodegones y paisajes y la acosan hasta la puerta de su casa no sin antes intimidarla con gestos hegemónicos lúbricos y luego se dirigen en búsqueda de un pintor abstracto neomoderno admirador de Motherwell y Chamberlain para llevarlo a un Tribunal del Pueblo con objeto de ser juzgado por su indiferencia hacia los problemas sociales de su país y las nulas alusiones en su trabajo al carácter nacional e identitario que debe tener el arte antihegemónico y comprometido del cual ellos, poseyendo su hegemonía, son los paladines y difusores.

Variación 3.

Las antihegemónicas autoridades cubanas, habiendo llevado a cabo las profecías de Charles Bettelheim sobre el cáncer del Economicismo en el Socialismo, la subsecuente transformación del partido bolchevique en una nueva burguesía de Estado y la transformación de las corporaciones capitalistas en Monopolio capitalista de Estado, persiguen con sus miradas diabólicas a una un poco pasada de kilos pero hermosa artista del performance quien a través de su encanto personal y una calculada dosis de espectáculo mediático antihegemónico, aceita los engranajes de su mercado en ascensión en época de crisis, con el aplauso de los mecenas de pasado oscuro y presente humanitario con los que tiene cita en pocos días en Basel o Venecia y a donde llegará con una nueva medalla moral en su currículum. Sus precios subirán al menos 10% gracias a tan valiente acto. Luego siguen tras un oscuro pintor que guarda en su casa fotocopias desteñidas de “La lucha de Clases en la URSS” del citado Bettelheim y de basura anarquista reaccionaria tipo Kropotkin, Bakunin y Lautréamont.

Variacion 4.

Un grupo de burócratas y coleccionistas de un páis andino que alternan en las paredes de su casa los caballos y las mariposas con objetos de arte recolectados entre víctimas de la guerra y vírgenes coloniales, después de haber hecho lobby con un embajador en ultramar en un juego perverso y calculado, lo incitan a financiar una exposición de arte antihegemónico de cuyos integrantes poseen obra. La exposición se realiza en el pueblo natal de Shakespeare en medio de la campiña inglesa. Posteriormente persiguen a una bella artista que no fue a sus fiestas tropipop y denuncian a uno de los artistas de la antihegemónica muestra por haber traicionado la imagen antihegemónica del país para luego llevarlo a un Tribunal del Pueblo Antihegemónico que termina absolviéndolo debido a su aura de vulnerabilidad de artista en asuntos legales. Los precios de los caballos, las mariposas y los objetos de las víctimas se valorizan con el escándalo.

Variación 5.

La CPBCP, Corporacíon de Pintores Brutos como un Pintor, tras una antihegemónica y bohemia fiesta teñida de boleros, aguardiente y Cannaabis Indica, persigue a una artista contemporánea de gran belleza y la acosan con sus gestos báquicos. Luego se dirigen a la cacería de un artista conceptual. En su casa encuentran libros de Duchamp, la colección completa de Esfera Pública, algunos ejemplares de Artforum, Frieze y October y lo llevan a un Tribunal Popular por estafador.

Variación 6.

Un grupo de curadores antihegemónicos encargados de cualquier evento para el cual han sido comisionados por el Estado hegemónico y quienes a través de un lapso de 20 años han logrado pulir una serie de preguntas sobre si el Arte tiene un poder antihegemónico llegan a una provincia remota con el fin de recolectar testimonios periféricos de que sus tesis de que la liberación del pueblo pasa ya no por la conciencia de clase, sino por la conciencia de la identidad cultural y se encuentran con una bella admiradora de la pintura de Renoir de quien posee un almanaque de 1978 y es coleccionista de recortes de Barbies no étnicas. La acosan con sus caras libidinosas y autoritarias y prosiguen su camino hasta encontrar un escultor empírico de tapires. Los conducen a los dos al Tribunal del Pueblo de la Alienación Cultural del Buen Gusto comprometido.

Variación 7.

Un grupo antihegemónico de…..

Carlos Salazar

Fragmentos de ‘La dialectique peut-elle casser des briques?’ (René Viénet, 1973)
http://www.youtube.com/watch?v=3wPCiyjtBfo&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=vXpAItpNOFY&feature=related


resistencia y libertad (de opinión) en la bienal de la habana

El pasado 27 de marzo se inauguró la Décima Bienal de la Habana, que cumple 25 años de actividad. Se trata de una edición conmemorativa cuyo tema es “La integración y resistencia en la era global“.

Además de los artistas invitados, había una serie de invitados especiales, entre ellos, Tania Bruguera y Guillermo Gómez Peña, quienes el pasado 29 de marzo presentaron sus performances de forma paralela en el Centro Wilfredo Lam.

El performance de Tania Bruguera consistió en crear una situación (escenario con un podio, microfonos, dos “guardias de la revolución” y bastante público extranjero) para que algunos cubanos pudiesen expresar su opinión libremente. La primera persona que hizo uso de los micrófonos fue Yoani Sánchez, muy conocida fuera* de Cuba por su blog Generación Y -vale la pena resaltar que tener un blog es algo insólito en la isla, pues el acceso a Internet es prácticamente imposible para los cubanos.

Seguido del texto de Yoani Sánchez, encontrarán la respuesta del Comité Organizador de la Bienal a lo que sucedió en este performance.

Iniciamos con este una serie de envíos de esferapública sobre la Bienal de la Habana.

Jaime Iregui

Y nos dieron los micrófonos…

Noche perdurable la de ayer en el Centro Wilfredo Lam, gracias al performance de la artista Tania Bruguera. Un podio con micrófonos, delante de un inmenso telón rojo, formaba parte de la instalación interactiva que se ubicaba en el patio central. Todo aquel que quisiera podía hacer uso del estrado para decir –en solo un minuto- la arenga que se le antojara.

Como los micrófonos no abundan, es más, no me empataba con ninguno desde mis tiempos de pionerita recitadora de versos patrióticos, aproveché la ocasión. Avisada a tiempo por amigos enterados, fui preparada con un texto sobre la libertad de expresión, la censura, los blogs y esa herramienta escurridiza que es Internet. Frente a los lentes de la televisión nacional y protegidos por los invitados extranjeros a la X Bienal de La Habana, se sucedieron gritos de “libertad”, “democracia” y hasta abiertos retos a las autoridades cubanas. Recuerdo un muchacho de veinte años que confesó que nunca se había sentido más libre.

Tania nos dio los micrófonos, a nosotros que nunca hemos podido decir un discurso propio, sino que hemos tenido que soportar bajo el sol las peroratas de los otros. Era una acción artística, pero no había juego en las declaraciones que hicimos. Todos estábamos muy serios. Una paloma reposaba en nuestros hombro, probablemente igual de entrenada que aquella otra de hace cincuenta años. Sin embargo, ninguno de los que hablamos nos creímos elegidos, ninguno quería quedarse -por cinco décadas- gritando a través de los micrófonos.

Yoani Sánchez
http://www.desdecuba.com/generaciony/


Declaración del Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana
El pasado domingo 29 de marzo, en el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, varias personas ajenas a la cultura, encabezadas por una “disidente” profesional fabricada por el poderoso grupo mediático PRISA, aprovecharon un performance de la artista Tania Bruguera para realizar una provocación contra la Revolución Cubana. Se trata de individuos al servicio de la maquinaria propagandística anticubana, que repitieron el desgastado reclamo de “libertad” y “democracia” exigido por sus patrocinadores. Hablaron —o actuaron más bien— para las cámaras; y hoy varios medios de la Florida convertían el incidente en una gran noticia.

El Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana, considera este hecho un acto anticultural, de oportunismo vergonzoso, que ofende a los artistas cubanos, a los artistas extranjeros que han venido a ofrecernos sus obras y su solidaridad y a todos los que hemos trabajado durante tantos meses, en condiciones muy difíciles, para llevar adelante un evento de tanta trascendencia. Ofende también a nuestro pueblo, que ha desbordado las instalaciones y áreas de la Bienal y disfrutado de un arte inteligente, crítico y humanista, de innegable vanguardia.

Resulta particularmente ofensivo que usen el espacio libre y plural de nuestro evento, asalariados de quienes manipulan la opinión pública, mienten, censuran, mutilan y coartan sistemáticamente la libertad de expresión y de pensamiento.

La obra de Tania Bruguera corresponde a la serie “El susurro de Tatlin”, que se ha venido presentando en diversas ciudades de Europa y Estados Unidos, y, en su presentación en La Habana, estaba concebida como un mano a mano en el propio Centro Lam con “Cuerpo ilícito”, del artista chicano Guillermo Gómez Peña. Contrasta de manera lastimosa el extraordinario performance anticolonial, en defensa de las minorías excluidas y despreciadas, que ofreció la noche del domingo Gómez Peña, con el espectáculo protagonizado por unos pocos buscadores de notoriedad y de dinero fácil, sin ideas ni decoro.

Esta mediocre instrumentalización política de una obra artística, demuestra el desprecio por la cultura de estos personajes y de quienes los alientan. En cambio, nuestras instituciones y nuestros artistas, acusados constantemente por esa misma maquinaria de politizar la cultura, continuaremos defendiendo la creación artística más libre y diversa y el acceso a ella de nuestro pueblo.

Por encima de estas provocaciones, la Bienal continuará siendo ese espacio de rebeldía antihegemónica, de herejía y auténtica disidencia que conquistó definitivamente la Revolución Cubana para los artistas de Cuba y del mundo.

Comité Organizador de la Décima Bienal de La Habana
http://www.lajiribilla.cu/2009/n412_03/412_50.html

*Según Time y CNN, Generación Y es uno de los blogs que mayor incidencia tiene en la opinión pública a nivel global. Tiene entre 200 y trescientos mil lectores diarios y cada post es generalmente comentado por miles de personas.


todo arte es un arte político

El texto que se transcribe a continuación, bien puede tomarse como un “objeto encontrado”. Estaba en el sitio que era: entre las páginas del libro Once ensayos sobre la violencia publicado por el Centro Gaitán en 1985. Por una reveladora y, a la vez, perturbadora coincidencia, el objeto encontrado por mecanismos del azar, señala en la página 193 una frase del ensayo escrito por Pierre Gilhodés (La violencia en Colombia: Bandolerismo y guerra social): “Aunque los especialistas de las ciencias sociales, los juristas, los siquiatras…se han interesado por los problemas que plantea la Violencia con reiterativo acierto, hay que constatar que los mejores testimonios que poseemos provienen más bien de la literatura, de la canción, de la pintura, del cine o del teatro”.

El texto está firmado de puño y letra por la artista CLEMENCIA LUCENA ( 1945-1983). Con letra grande y enfática, y bolígrafo azul de grueso trazo, ella responde en hojas escolares de papel rayado, algunas de las preguntas de un cuestionario elaborado por Carlos Barreiro Ortiz a principios de la década de 1980, cuyo objetivo final era la publicación en el libro CONVERSACIONES publicado por el Centro Colomboamericano de Bogotá en 1982. Sin embargo, el texto permanece inédito.

El sentido de las respuestas de la artista fallecida trágicamente en la ciudad de Cali en un accidente automovilístico, corresponde al de las nuevas producciones artísticas y políticas que, según Eduardo Serrano, se concentran en su mayoría en la “…incitación directa a la acción revolucionaria” y en las cuales también incluye trabajos de María Victoria Benito, Carmen Gómez o Roberto Pizano.*

La expresión escrita de Clemencia Lucena reconocida en su época por la impecable alusión pictórica al realismo socialista, nos remite al lenguaje propio de algunos grupos de ideas extremas en las décadas previas al cambio de siglo. Allí, entre otras muchas consideraciones destaca la idea de la necesidad de “…un arte científico, liberador y perdurable…” como apropiada expresión de aquello que ella llama “las clases revolucionarias”.

A 26 años de su muerte, no es tiempo ya de una oportuna revisión a su aporte artístico y a las tesis sobre la cuales levantaba sus personales “diatribas visuales”?

Carlos Barreiro

. Todo arte es político y el objetivo que persigue es comunicar las ideas e intereses de una clase social determinada. Si usted quiere decir con arte político, arte revolucionario, el objetivo del arte revolucionario es servir a los intereses del pueblo, difundir la ideología revolucionaria y elevar la capacidad de combate de las masas en la lucha contra sus enemigos de clase.

. El arte revolucionario hace parte de un proceso revolucionario general y responde a él, porque toda manifestación artística tiene una base social y no puede darse fuera de ella. De hecho nunca ha ocurrido así.
Por lo tanto, el arte revolucionario: 1) No “induce a la revolución” sino que contribuye al desarrollo de ese proceso, y 2) es obvio que da testimonio de un momento histórico determinado, pero desde una posición de clase revolucionaria.

. El arte verdaderamente revolucionario tiene su origen en una posición de clase proletaria, intransigente, contraria a toda posición de clase reaccionaria, lo que quiere decir que de ninguna manera puede servir a los explotadores sino todo lo contrario: los ataca implacablemente. Opone a su arte ensimismado en pueriles anécdotas íntimas, un arte que plasma las luchas revolucionarias del pueblo. Opone a las modas o imposición de valores artificiales, un arte que está firmemente cimentado en la concepción científica del mundo: el marxismo. Opone al arte efímero de clases moribundas un arte vivo y con futuro como la clase de la que surge.

A clases en decadencia corresponde un arte metafísico, opresor y efímero. A clases revolucionaria sun arte científico, liberador y perdurable.
Siendo antagónicos explotadores y explotados, sus respectivos artes también lo son. Y nunca podrá la reacción apropiarse del arte revolucionario de hoy y del pasado, porque este constituye patrimonio exclusivo de los pueblos.

. No hay lugar o circunstancia donde no se desarrolle la lucha de clases. Cuando esta lucha toma forma de enfrentamiento entre arte revolucionario y arte reaccionario, tiene lugar en todos los sitios, incluidos museos, galerías, salones, bienales, etc.
El arte revolucionario debe servir al pueblo integralmente, defendiendo sus intereses y planteando sus tesis en todo sitio y en cada oportunidad. No es cuestión de volver la espalda a las posiciones del imperialismo y sus títeres. Es cuestión de asaltarlas en unión con todos los artistas progresistas y honestos, y no de ceder el terreno a la reacción.
Es tarea de las masas revolucionarias, y de los artistas que forman en sus filas, arrebatar a los explotadores lo que han usurpado y hegemonizan, desalojarlos paso a paso de todos los sitios incluídos aquellos donde intentan envenenar la mente del pueblo con los desperdicios de artistas envilecidos.
Pero es propio de los oportunista abandonar el campo de batalla y pertrecharse (sic) tras una falsa moral que les permite no participar en los eventos burgueses y justificarlo con la pobre teoría de la contaminación o de la concesión. Esta actitud, objetivamente sirve a la derecha.

. ¿Porqué los críticos reaccionarios no habrían estar de acuerdo en que Genovés (Juan) produce gran arte “político”? El acuerdo fue más allá. También lo expresaron destacados intermediarios del capital norteamericano, notables terratenientes y el gobierno mismo.
Genovés produce obras que representan multitudes huyendo, aterrorizadas, soldados disparando, cadáveres. El análisis de sus temas no presenta ninguna dificultad.
Las luchas de las masas tienen dos aspectos: la victoria y la derrota. El único que le interesa a Genovés es el segundo, y es el único que plasma en sus obras.
Es apenas natural que si él presenta unilateralmente los hechos, si señala sólo la represión, la persecución, las matanzas, en síntesis, la derrota, toda la derecha aplaude alborozada su obra porque sirve a un importante objetivo del imperialismo norteamericano y de sus lacayos en nuestro país: mostrar como peligrosa e inútil la justa lucha de los pueblos, señalar como inevitable su derrota y hacer una apología completa de la represión fascista.
Se trata pues de un artista abiertamente contrarrevolucionario, y si la derecha se muestra unánime en elogiarlo es porque Genovés está hablando un lenguaje claramente proimperialista.

Clemencia Lucena.

—————
*El comentario completo de Serrano puede leerse en el catálogo editado para la exposición ARTE Y VIOLENCIA que el antiguo MAM presentó en 1974.
Nota,. Las preguntas del cuestionario no ha sido posible reconstruirlas pero es evidente que no son necesarias. C B O


Entrevista con Hakim Bey

Hakim Bey es el seudónimo de Peter Lamborn Wilson (n. Nueva York, 1945). Es un escritor, ensayista y poeta estadounidense. Se hizo conocido en 1990 con su obra Zona temporalmente autónoma. Algunos escritores lo consideran el padre ideológico de los hackers.

Además de diversos ensayos sobre las tradiciones de las sociedades secretas chinas (Tong), Bey introdujo el concepto de Zona Autónoma Temporal a partir de sus estudios históricos sobre las utopías piratas. También, Bey ha escrito sobre figuras como Charles Fourier o Friedrich Nietzsche y sobre las conexiones entre el sufismo y la antigua cultura celta. Al igual que estos autores y teorías, tendriamos que considerar la influencia importante en sus escritos del situacionismo el cual se ve reactualizado en los escritos de Bey.


cómo publicar

1. Si ya se ha registrado y logueado a la plataforma, el primer paso para publicar es pulsar la opción add new

2. Una vez haya escrito el texto, puede subir imágenes en el botón señalado en la parte superior de la imagen.  Igualmente, debe seleccionar un tema relacionado con su participación. Luego podrá darle al botón publish o send to review. Si la participación no está lista y quiere terminarla más tarde la puede guardar como draft (borrador).


carta

La última vez que te vi estabas con tu mamá en la inauguración de una exposición de arte en el Planetario Distrital. Fui sin esperar encontrarte, pero  ahí estabas. Cuando me viste nos saludamos, me diste tu mano y fuimos a ver qué había. Creo que sabes quién la hizo ¿no? Si no es así, te cuento que se trataba de Luis Fernando Ramírez, un señor que estudió arquitectura y ha trabajado durante mucho tiempo diseñando exposiciones.

Cuando caminábamos en la exposición (que constaba de unos invernaderos en cuyo interior había plantas y abejas), tú estabas muy atenta a lo que pasaba con los insectos que se movían en varios panales ubicados al fondo de la sala y me los mostrabas. Te gustaba ver que las abejas no se quedaban quietas. Al contrario, te detenías, mirabas y sonreías. A veces me apretabas la mano (bueno, la mano no; el dedo índice que esa noche decidiste tomar como reemplazo de mi mano neurótica con la que quiero que siempre estés conmigo, tenerte cerca y cuidarte) y luego, como también estabas con una amiga, salías corriendo con ella. En esos momentos yo miraba con mayor detenimiento el montaje, pensando que antes tú ya lo habías visto durante más tiempo (pues, según supe luego, estuviste durante su realización) y que, como cuando no paras de repetir “¿por qué?”, cada vez que me llevabas a ver las abejas repetías tu contemplación. Eso sucedió varias veces y en  todas nunca hubo cambios.

Hasta que encontramos los bebederos de las abejas. Estaban pegados a los durmientes que sostenían y templaban el plástico de los invernaderos. Eran amarillos y, como los de los pájaros, abajo tenían un contenedor con agua. Al verlo te mostré lo que era y te dije, con ese tono bobalicón de quien cree que encontró algo novedoso: “mira, ahí toman agua las abejitas”. (Lo siento, pero la estupidez de hablarte con diminutivos es verdaderamente incontrolable. Prometo no continuar haciéndolo. (creo que no cumpliré): siento que repito una tara pedagógica, según la cual a los niños hay que hacerles equivalentes las cosas con su tamaño. Entonces, si te considero pequeña (y por eso) vulnerable, adorable, etc., lo mejor sería -y esa es la recomendación-, construirte un mundo de significaditos que también aparenten ser pequeños, vulnerables, etc.)

Y entonces, empezaste a mostrarme  otros bebederos parecidos. Los señalabas diciendo que una abeja estaba tomando agua. Tocabas el plástico de la estructura. A veces presionabas demasiado (creo que te gustaba la transformación de la superficie), y yo tenía que retirar tu mano. Hacía calor, pero no como ese tufo espeso de otras exposiciones realizadas en el mismo sitio (generalmente mal organizadas, mal curadas y con propuestas coloridísimas, como una que trajeron de Chile hace un tiempo), sino de otro tipo. Era un “calor tranquilo” -si pudiera decirse así-, donde corrías pero no sudabas, yo iba detrás de ti pero no me fatigaba (tan rápido) y se podía hablar en voz alta sin fastidiar y sin ser fastidiado. Esa parte de la exposición era para quedarse ahí, para demorarse. Mientras fui a esa exposición me quedé allí todo el tiempo. No quería irme; ni siquiera pensaba en hacerlo.

En cambio, la otra parte de la sala era fría, no servía sino como lugar de paso. Cuando entrábamos a cada momento tú pisabas las piedras, las saltabas y me pedías que te mirara. ¡Obvio! ¿Cómo no hacerlo?

Pero también te alejabas de allí. Querías ir a observar las abejas. Y yo detrás de ti.

Siempre que ingresamos a esa sala la mitad del fondo nos atraía, como si estuviera desnivelada por un peso de luz, calor y movimiento acumulado en su extremo. Era una exposición de dos espacios: uno pésimamente resuelto, con videíto contemplativo que no entendí y sobre el que no te pude hablar cuando me preguntaste qué mostraba. Y otro absolutamente trabajado, cuidadoso, cordial (como el universo simbólico clásico de una ciudad: las áreas interiores bonitas, sosegadas, protectoras, en contra de las áreas externas feas, vacías, caóticas). Por eso creo que en esa sala de exposiciones se repitió algo que nos pasa muy seguido cuando caminamos juntos en el centro: mi mano te aprieta fuerte, mi inseguridad se incrementa, temo por todo y tú preguntas cosas. A veces vamos en silencio, me detienes (hasta ahora, afortunadamente, en “zonas seguras” (andenes que nos protegen de quienes manejan carro, sin policía, lejos de indigentes)) y señalas algo. Hablas, pero el ruido de la ciudad no me permite oírte. Me detengo y doblo mis rodillas. Acero mi oreja y te escucho, preguntándote qué habías dicho antes. Repites, yo miro (si no te he entendido intento adivinar qué quisiste decir), te respondo algo y continuamos. Aun no sé qué es lo que llama tu atención en las calles (cuando eras bebé y te llevaba en el coche te encantaban las luces titilantes), y creo que es mejor que no lo sepa (si llego a enterarme, de seguro me dedicaré a buscar ese estímulo en cada paseo que hagamos y agotaré la novedad que representa para ti). Es más, creo que también sabes que no te escucho con atención. Pero me hablas. Y no te escucho porque pienso que estaríamos mejor en otro lugar que ahí detenidos hablando en la calle. Y cuando me inclino para oírte lo hago más para demorarnos menos allí que para iniciar una conversación. Como en esa exposición, parece que cuando camino en la calle contigo, ésta se inclina en dirección uniforme  de un punto A a un punto B. Fin. Sin variaciones.

Lo siento. Tendré que tranquilizarme más cuando esté contigo: mi temor no debe convertirse en una forma sutil de acoso. Y mi ansiedad por intentar permanecer el mayor tiempo contigo en lugares cordiales no debería convertirse en un instrumento para amarrarte junto a mí. Creo que cuando insisto en encontrar sitios tranquilos hago lo mismo que cuando te hablo con diminutivos: construyo mentiras. Pensándolo mejor, no volveré a regañarte (por ahora) cuando sepa que me mientes. Mis mentiras son peores.

Guillermo Vanegas


concepto

El concepto de esfera pública designa el foro de las sociedades modernas donde se lleva a cabo la participación política a través del habla. Es el espacio donde los ciudadanos deliberan sobre sus problemas comunes, por lo tanto, se institucionaliza como espacio de relaciones discursivas.

esferapública es una construcción colectiva, un espacio de discusión donde el medio artístico intercambia puntos de vista sobre asuntos de interés común, prácticas institucionales, exposiciones, eventos, situaciones que le preocupan y le afectan directa e indirectamente.

esferapública opera a través de cinco herramientas de publicación que definen grados de moderación, así como de relación con sus contenidos:

1. El portal es el lugar donde se encuentran los resúmenes de las discusiones, así como artículos de sus participantes. Se trata de un lugar por donde se puede entrar a esferapública y consultar todos los archivos de discusión, textos de autor, imágenes y video.

2. A través de e magazine se proponen una serie de reflexiones transversales a los temas tratados en esferapública. El primer número de este magazine gira en torno al problema de lo público en las siguientes acepciones: lo público como las formas de hacer públicas las ideas y eventos del medio artístico, lo público como el museo y la institución pública, y lo público como el conjunto de situaciones, proyectos y eventos que inciden, afectan y resultan de interés común para la comunidad artística.

3. Las participaciones de distribuyen a una red de 4000 afiliados a través de listas de correo en yahoogroups y facebook.

4. En infoesfera se publican noticias del medio artístico e información relacionada con convocatorias, seminarios y conferencias.

5. El blog de esferapública aloja las participaciones que circulan a través de la lista de correos y refleja la actividad del día a día de este foro. Esta palataforma opera por el modo de auto publicación. Es decir, cada afiliado a esferapública publica directamente sus participaciones.

  • Para publicar en esta plataforma debe registrarse pulsando aquí.

  • Una vez registrado podrá publicar pulsando aquí. (También lo podrá hacer en el menú derecho de la plataforma en la opción login)

Cada participante de esferapública deberá tener en cuenta las siguientes reglas de participación:

  1. La participación en esferapública se regirá por el carácter reflexivo y crítico de sus aportes.
  2. Aquellas participaciones que consignen insultos, amenazas o acusaciones sin pruebas o fundamentos, serán borradas de la plataforma.
  3. Los datos incluidos en el registro deben ser verificables, al menos el correo de contacto.
  4. El nombre real del usuario será visible para el moderador y, si el usuario asi lo decide, para los demás participantes.
  5. esferapública se compromete a guardar reserva sobre la identidad de sus afiliados. Por razones de seguridad, no entregará información de su base de datos a terceros, salvo que medie una orden judicial que la obligue a hacerlo.
  6. Sólo circularán por la lista de correos las participaciones publicadas en esta plataforma.
  7. Al publicarse una participación no implica que el moderador de esferapública comparta o esté de acuerdo necesariamente con las ideas y posiciones expresadas en ella.

Moderador: Jaime Iregui, artista. *
Webmaster: Oscar Torres, ingeniero de sistemas.

*  Ha fundado con otros artistas espacios independientes de exhibición y discusión como Magma (1985-87), Gaula (1990-91), Tándem (1993-98), Espacio Vacío (1997-2003).

Aviso Legal

Esfera Pública no se hace responsable por las opiniones que sus afiliados emitan por este espacio. Así mismo, al publicar una opinión no implica que el editor de esferapública está de acuerdo necesariamente con las ideas y posiciones expresadas en ella, ni con la información y los contenidos de los espacios web que remiten a esferapublica.org

Este espacio web y todos sus contenidos, incluyendo los textos, imágenes, sonido y cualquier otro material están bajo la protección, términos y condiciones de la licencia Creative Commons License Attribution-NoDerivs-NonCommercial 2.0.”, a menos que un autor especifique otra para un contenido concreto que le sea propio. En este caso, cualquier uso que no sea el descrito en la licencia requiere de la aprobación expresa de su autor.

antecedentes de esferapública